viernes, 4 de mayo de 2012

Hits

Si tuviéramos que confeccionar la lista de hits del existencialismo humano, podría ser así: 1. Lo importante y lo secundario 2. Ahora o cuando 3. ¿Qué quiero? ¿Qué puedo? 4. Los límites externos y los autolímites 5. La libertad 6. Conquistar la alegría 7. Cómo vivir según no modelos (¿es posible…?) ... Podemos también ver el contenido de los hits de forma integral en las buenas novelas antiguas que tratan los grandes temas que históricamente, y aún, preocupan al ser humano. Esas novelas hilvanan el contexto y el contenido de lo que antes hemos dado en denominar hits. Rompen con la fragmentación que representa nombrar los grandes puntos de interés de la gente a partir de un listado inconexo que evita la narración hilada, que es la que explica y ayuda a construir interpretaciones con sentido. Es un edificio frente a los materiales que lo forman. Una mirada amplia frente a otra chiquita e inconexa. En la realidad hay anuncios, las noticias o novelas, personas, que se explican su vida a sí mismas de forma que no consiguen trascender la lógica hit. Algunxs intencionadamente. otrxs, por pura mediocridad. Habría que ir pensando la vida que merece la pena ser vivida pasando de hits. Desde sectores como la economía feminista y en respuesta a la crisis (esto no es crisis, se llama capitalismo) ya se están solicitando los debates sociales para pensarnos desde otros lugares. Pero no hay discursos similares que nos interpelen a pensarnos desde las cuestiones de mayor intimidad personal dejando a un lado la lógica fragmentaria. La lista de los hits íntimos sería: 1. ¿Qué cosas me hacen sentir a gusto? 2. ¿Qué cosas me hacen sentir mal? 3. ¿Cuándo lo colectivo me enriquece y cuando me limita? 4. ¿Qué precio estoy dispuestx a pagar por la libertad? 5. ¿Qué precio estoy dispuestx a pagar por vivir sin moldes? La narración es lo que nos falta y cada quién debe tejer la suya. Esa narración personal debe estar muy clara antes de entablar la discusión pública. Nunca hay que olvidar que lo personal es político y que la alegría debería ser el estado natural del ser humano, el gran indicador de que las cosas van bien.

4 comentarios:

De hits dijo...

Aguda pluma

Fray Peskuezo de Eskuerzo dijo...

No sabe ud. lo que me alegra leerla por aquí. Salut!

Anónimo dijo...

Y a mí que me lean!!! Saludos muchos

Atensión dijo...

Hay un error en el primer enlace